NEZAHUALPILLI - MACUILXOCHITZIN

Y CANTOS NAHUAS ANÓNIMOS

        Pero fueron poetas náhuas anónimos los que cantan el dolor de la derrota del pueblo náhua mexicano. Son ellos quienes con sus poemas inmortalizan la caída de la hermosa ciudad de Tenochtitlán. A estos poetas de lenguaje náhuatl se les debe el conocimiento de los sucesos acaecidos en 1521, durante la caida del imperio azteca a los españoles y la conquista del pueblo mexicano... Ellos estuvieron allí, ellos lo vivieron, ellos lo escribieron, ellos lo cantaron... Ellos lo inmortalizaron.

SE HA PERDIDO EL PUEBLO MEXICATL
 
El llanto se extiende, las lágrimas gotean allí en Tlatelolco.
Por agua se fueron ya los mexicanos;
semejan mujeres; la huída es general.
 
¿Adónde vamos?, ¡oh amigos! Luego ¿fue verdad?
Ya abandonan la ciudad de México:
el humo se está levantando;
la niebla se está extendiendo.
Con llanto se saludan el Huiznahuácatl Motelhuihtzin,
el Tlailotlácatl Tlacotzin,
el Tlacatecuhtli Oquihtzin.
 
Llorad, amigos míos.
tened entendido que con estos hechos
hemos perdido la nación mexicana
¡El agua se ha acedado, se acedo la comida!
Esto es lo que ha hecho el Dador de la vida en Tlatelolco.
Sin recato son llevados Motelhuihtzin y Tlacotzin.
Con cantos se animaban unos a otros en Acahinango.
Ah, cuando fueron a ser puestos a prueba allá en Coyoacán
 
 
       Nezahualpilli - Su nacimiento, su vida y su muerte son ricos en leyendas y mitos. Se dice que en su cuna, se convertía en diferentes animales, y luego ya adulto, la gente lo veía como hombre encantado. Fue el hijo y sucesor de Nezahualcoyotl. Fue un rey justo y se dice que él mismo se sometió a leyes que él mismo impuso. Muy poco se conserva de su obra y existen dos remarcables elegías en honor de la muerte de dos de sus principales.
    Macuilxochitzin - Una de las pocas mujeres náhuas poetisas. Su fecha de nacimiento se ubica en 1435. Hija del famoso guerrero Tlacaélel. Su poesía se enfoca en las hazañas guerreras de su padre, quien contribuyó tanto al esplendor y poderío azteca.                                                 
NEZAHUALPILLI   
 
Nuestros padres se han embriagado,
embriaguez de la fuerza.
¡Comience la danza
A su casa se han ido los dueños de las flores ajadas,
los poseedores de los escudos de plumas,
los que guardan las alturas,
los que hacen prisioneros vivientes,
ya danzan.
Arruinados se van los dueños de las flores ajadas,
los poseedores de los escudos de plumas.
 
Ensangrentado va mi príncipe,
amarillo señor nuestro de los cuextecas,
el ataviado con faldellín color de zapote,
Tlacahuepan se cubre de gloria,
en la región misteriosa donde de algún modo se existe.
 
Con la flor del licor de la guerra
se ha embriagado mi príncipe,
amarillo señor nuestro de los cuextecas.
Matlacuiatzin se baña con el licor florido de guerra.
Juntos se van a donde de algún modo se existe.
 
Haz ya resonar
la trompeta de los tigres,
el águila está dando gritos
sobre mi piedra donde se hace el combate,
por encima de los señores.
Ya se van los ancianos,
ros cuextecas están embriagados
con el licor florido de los escudos
se hace el baile en Atlixco.
 
Haz resonar tu tambor de turquesas,
maguey embriagado con agua florida,
tu collar de flores,
tu penacho de plumas de garza,
tú el del cuerpo pintado.
 
Ya lo oyen, ya acompañan
las aves de cabeza florida,
al joven fuerte,
al dueño de los escudos de tigre que ha regresado.
 
Mi corazón está triste,
soy el joven Nezahualpilli.
Busco a mis capitanes,
se ha ido el señor,
quetzal floreciente,
se ha ido el joven y fuerte guerrero,
el azul del cielo es su casa.
¿Acaso vienen Tlatohuetzin y Acapipiyol
a beber el florido licor
aquí donde lloro?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
MACUILXOCHITZIN
 
Elevo mis cantos,
Yo, Macuilxóchitl,
con ellos alegro al Dador de la vida,
¡comience la danza!
¿Adonde de algún modo se existe,
a la casa de Él
se llevan los cantos?
¿O sólo aquí
están vuestras flores?,
¡comience la danza!
 
El matlatzinca
es tu merecimiento de gentes, señor Itzcóatl:
¡Axayacatzin, tú conquistaste
la ciudad de Tlacotépec!
Allá fueron a hacer giros tus flores,
tus mariposas.
Con esto has causado alegría.
El matlatzinca
está en Toluca, en Tlacotépec.
 
Lentamente hace ofrenda
de flores y plumas al Dador de la vida.
Pone los escudos de las águilas
en los brazos de los hombres,
allá donde arde la guerra,
en el interior de la llanura.
Como nuestros cantos,
como nuestras flores,
así, tú, el guerrero de cabeza rapada,
das alegría al Dador de la vida.
 
 
 

POEMAS ANÓNIMOS

LOS ÚLTIMOS DÍAS DEL SITIO DE TENOCHTITLÁN

Y todo esto pasó con nosotros:
Nosotros lo vimos,
nosotros lo admiramos.
Con esta lamentosa y triste suerte
nos vimos angustiados.
 
En los caminos yacen dardos rotos,
los cabellos están esparcidos.
Destechadas están las casas,
enrojecidos tienen sus muros.
 
Gusanos pululan por calles y plazas,
y en las paredes están salpicados los sesos.
Rojas están las aguas, están como teñidas,
y cuando las bebimos,
es como si bebiéramos agua de salitre.
 
Golpeábamos, en tanto, los muros de adobe,
y era nuestra herencia una red de agujeros.
Con los escudos fue su resguardo,
pero ni con escudos
puede ser sostenida su soledad.
Hemos comido palos de colorín,
hemos masticado grama salitrosa,
piedras de adobe, lagartijas,
ratones, tierra en polvo, gusanos...
 
Comimos la carne apenas,
sobre el fuego estaba puesta.
Cuando estaba cocida la carne,
de allí la arrebataban,
en el fuego mismo, la comían.
 
Se nos puso precio.
Precio del joven, del sacerdote,
del niño y de la doncella.
 
Basta: de un pobre era el precio
sólo dos puñados de maíz,
sólo diez tortas de mosco;
sólo era nuestro precio
veinte tortas de grama salitrosa.
 
Oro, jades, mantas ricas,
plumajes de quetzal,
todo eso que es precioso,
en nada fue estimado.

Tamen

anigreen02_rotate_down.gifanipink04_pulse_up.gifanigreen02_rotate_down.gif

Sigue>>>>>LITERATURA MAYA
Continúa.......ALBERTO MASFERRER
REGRESO  LITERATURA NAHUÁTL
GUANACOLOR
BLOG CUSCATLÁN
ESCRITORES CUSCATLECOS
CUSCATLÁN ÍNDICE

anigreen02_rotate_down.gifanipink04_pulse_up.gifanigreen02_rotate_down.gif